Bilderberg, el poder en la sombra

La conferencia Bilderberg reúne anualmente a las élites de Occidente. Lejos de la presión de los grandes medios de comunicación, se toman medidas que repercutirán en todo el mundo.

Los Gobiernos dirigen el mundo. O eso parece. La Historia oficial señala a los dirigentes de diferentes imperios y estados como guías del mundo, uno detrás del otro. Pero esta afirmación tan simple parece no contentar a casi nadie. De una manera u otra, la mayoría de la gente tiene un percepción diferente. Las decisiones que influirán en todo el orbe se toman en foros como el G8, el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, siempre bajo la presión de las grandes multinacionales. Conscientes de ello, movimientos sociales de todo el mundo han hecho frente a ese tipo de reuniones.

Pero, ¿las decisiones más importantes se toman de verdad en ese tipo de foros? Aunque en un principio puede parecerlo así, existen otros foros menos conocidos pero quizás mucho más influyentes.

En busca de información

“Cita anual de tres día que reúne a unos cien de los más importantes banqueros, economistas, políticos, y miembros de Gobierno de Europa y Norteamérica. La reunión tiene lugar cada año en un país occidental diferente, en un ambiente de extrema seguridad. Cada participante debe jurar que guardará secreto en torno a lo tratado en la reunión. El objetivo de la reunión ha sido descrito de esta manera: ofrecer un marco privado e informal a personas de influencia en las relaciones internacionales y en las políticas nacionales, para que así puedan conocerse mutuamente y discutir sin compromiso sus problemas”.

Claro y contundente. No se trata de un texto extraído de una pequeña web conspiranoica, sino la traducción aproximada de la definición que hace la conocida Enciclopedia “Britannica” sobre la Conferencia Bilderberg. Quien quiera puede comprobarlo, por ejemplo, en la Biblioteca de la Diputación de Bizkaia tiene en Bilbao. Así lo hice yo, hace un puñado de años. Por aquel tiempo Internet no estaba tan extendida en estos parajes y acceder a informaciones de ese tipo suponía todo un desafío.

Me quedé bastante sorprendido. Lo del grupo Bilderberg no era uno de esos cuentos sin base. Una vez más, consultar una fuente de prestigio me ayudó a despejar las dudas.

Desde aquella consulta ha pasado bastante tiempo, y la cantidad de información que hoy disponemos es enorme. Quizás incluso demasiada, ya que a menudo resulta complicado elegir las informaciones más acertadas.

El club de la élite

Este grupo se reunió por primera vez en 1954, en el hotel Bilderberg de Oosterbeek, Holanda. La reunión tuvo continuación en los años siguientes. Siguiendo la propuesta de su amigo Joseph H. Retinger, fue el príncipe Bernard de Holanda el principal impulsor de la iniciativa de crear un núcleo de reunión para las élites de Occidente. Retinger, no demasiado conocido para el gran público, tuvo al parecer una gran influencia en los círculos diplomáticos de su época. Su sueño era crear un sistema dirigido por organizaciones supranacionales.

La creación del grupo Bilderberg aparece siempre unida a la idea de crear una Unión Europea. Así, se apunta a este grupo como el principal impulsor anónimo del proyecto europeo, al igual que de la creación de la moneda única.

Un comité permanente decide los nombres de los participantes. Muchos de estos participantes repiten cada año, pero otros sólo acuden a reuniones concretas. Entre esos casos, quizás el más conocido sea el de Bill Clinton, que fue invitado a la Conferencia de 1991 y consiguió la presidencia de los EUA en 1993.

Silencio mediático

Es lógico pensar que una reunión de tanta importancia conllevaría una amplia cobertura en los medios de comunicación de todo el mundo. Pero no es así. Esa información no tiene reflejo en los grandes medios, dejando de lado algunas excepciones. La razón es simple: los directores de los entramados que agrupan a los grandes medios de comunicación mundiales son miembros del Club.

A los pocos periodistas que siguen la pista a los Bilderberg les suele gustar usar una técnica tan simple como sencilla. Una llamada telefónica les es suficiente para poner en evidencia tales reuniones. La propia BBC utilizó esa técnica en 2003 : el locutor llamó al hotel donde estaba prevista la reunión para reservar una habitación. Pero era imposible conseguir una habitación, ya que el hotel permanecería cerrado durante esas fechas. Interrogada sobre si en ese hotel iba a tener lugar la Conferencia Bilderberg, la recepcionista responde enseguida al periodista de la BBC: “no, no sé qué es la Conferencia Bilderberg”.

Bilderberg no es la única organización de este estilo. La Comisión Trilateral, por ejemplo, reúne a importantes personalidades de Europa, Norte América y Japón. Se le considera la “hija pequeña” del Grupo Bilderberg. Pero la Trilateral sigue otro tipo de política. Si bien sus reuniones no son excesivamente “aireadas”, esta organización no funciona bajo el secretismo. Intentando quizás mantener las formas, incluso dispone de una web oficial.

Los miembros de la Trilateral, por supuesto, están también muy bien elegidos. Algunos de los participantes del Bilderberg acuden tambien a las reuniones de la Trilateral. Uno de ellos es, por ejemplo, el presidente de Ford España, Jaime de Carbajal y Urquijo, asiduo a los dos grupos. Por otro lado, entre los participantes de la Trialateral, pueden encontrarse muchas sorpresas. Un ciudadano vasco de gran fama es miembro de esa organización. Si dispone de tiempo y ganas, dejo en manos del lector investigar y descubrir de quien se trata.

Extendiendo la información

Tony Gosling ha reunido un buen montón de información sobre el grupo en su web Bilderberg.org. Se trata de una iniciativa que tuvo su origen en 1996. “Me di cuenta que estas personas eran más poderosas que nuestros gobiernos, pero que no habían sido elegidos democráticamente”. Hemos interrogado a Tony sobre el hostigamiento que diferentes poderes han realizado a su web. “Además de amenazas legales, la empresa Demon Internet borró una vez toda la web, debido a un artículo no relacionado con los Bilderberg. El buscador Google, por otro lado, quitó la web de sus resultados de búsqueda un mes antes de la reunión de 2002”.

Tony se ha mostrado desconfiado a la hora de responder al correo electrónico que le envié para hacerle algunas preguntas. “Todos los mensajes electrónicos son trasparentes para la NSA. Llámame por teléfono”.

He tenido que explicarle la cruda realidad: mi pobre inglés oral no vale más que para dirigir hacia el museo Guggenheim de Bilbao a los turistas que de vez en cuando me preguntan por él. Yes, straight on this way until you see a very big museum… No estoy seguro de que Tony halla cogido la broma. ¿Serán compatibles el humor inglés y el vasco? Paradojas de la globalización.

Anuncios

Un comentario sobre “Bilderberg, el poder en la sombra

  1. [COMENTARIOS ANTERIORES EN BLOGIA]

    – edgar:

    me parece muy interesante lo de los bildelberg ,yo hace unos años tambien me entere acerca de esta organizacion y adonde apuntaba que estaba integrada por magnates le recomiendo un libro muy interesante es del autor GARY KA y el libro se llama rumbo ala ocupacion mundial,lo felicito por difundir estos articulos por que solo es difundir la verdad y la verdad no puede permanecer oculta. edgar
    12/09/2004 18:00:08 email: boaz7 (arroba) latinmail.com

    – Anónimo:

    joder, son todos unos satanicos de mierda
    16/10/2004 05:44:47

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s